Cóctel Old Fashioned

receta cóctel Old Fashioned clasico

El Old Fashioned es un cóctel clásico y sofisticado que destaca por su sencillez y equilibrio de sabores. Su combinación de bourbon, azúcar y amargo de angostura lo convierte en una opción perfecta para aquellos que disfrutan de bebidas más fuertes pero refinadas. ¡Es un verdadero placer para los amantes del whisky!

Receta e Ingredientes

  • 120 ml (4 oz) de bourbon
  • 4 terrones de azúcar o 10 ml (2 cucharaditas) de jarabe de azúcar
  • 4 chorros de amargo de angostura
  • 2 rodajas de naranja
  • 2 cerezas maraschino
  • Hielo
  • Agua con gas (opcional)

Cómo Hacer El Cóctel Old Fashioned

Preparación

⛱ Coloca los terrones de azúcar en un vaso Old Fashioned.

⛱ Añade los chorros de amargo de angostura.

⛱ Agrega una rodaja de naranja y una cereza maraschino al vaso.

⛱ Machaca suavemente los ingredientes en el vaso para liberar los sabores.

⛱ Añade hielo al vaso.

⛱ Vierte el bourbon sobre el hielo.

⛱ Remueve suavemente para mezclar los ingredientes.

⛱ Opcionalmente, puedes agregar un toque de agua con gas para diluir el cóctel si lo prefieres menos fuerte.

⛱ Decora con una rodaja de naranja adicional y una cereza maraschino.

⛱ Sirve y disfruta.


Información adicional

Porciones:1 Persona.
Tiempo de preparación:5 Minutos.
Calorías:240 Kcal por porción.
Nivel de dificultad:Fácil.
Tipo de bebida:Cóctel Clásico.

Acompañamientos:

  1. Quesos maduros como el cheddar o el gouda acompañados de frutos secos.
  2. Tapas de jamón serrano y aceitunas, que complementan muy bien los sabores del Old Fashioned.

Historia del Old Fashioned

El cóctel Old Fashioned, uno de los más venerados y emblemáticos en el mundo de la coctelería, tiene sus raíces profundamente arraigadas en la historia de Estados Unidos. Su origen se remonta al siglo XIX, cuando se cree que surgió como una forma de disfrutar el whisky de manera más suave y aromática.

Se dice que el Old Fashioned nació como una evolución de los primeros cócteles, que eran elaborados simplemente con licor, azúcar, agua y bíteres. A medida que la coctelería se volvía más popular, los bartenders comenzaron a añadir frutas y otros ingredientes para realzar los sabores.

Sin embargo, hacia finales del siglo XIX, algunos bebedores puristas comenzaron a anhelar los sabores más simples y robustos del whisky. Así es como nació el Old Fashioned: como una vuelta a las raíces de la coctelería, con un enfoque en resaltar la calidad del whisky mediante la incorporación mínima de ingredientes.

A lo largo de los años, el Old Fashioned ha mantenido su estatus como un clásico atemporal, resistiendo las modas y tendencias de la coctelería. Su sencillez y elegancia continúan atrayendo a los aficionados al whisky y a los amantes de los cócteles en todo el mundo, convirtiéndolo en un ícono perdurable en la cultura de la bebida.

TE RECOMENDAMOS ESTOS CÓCTELES